En los automóviles existen bombas de aceite, estas son muy importantes para garantizar una presión adecuada en el circuito de engrase del motor.

Todos los motores necesitan algún tipo de lubricación para asegurar un correcto funcionamiento y alargar su vida. Las bombas de aceite se encargan de hacer que el aceite circule y que en el motor se mantenga una presión adecuada.

Las bombas de aceite funcionan en un automóvil como un corazón, ya que además de lubricar, su función es reducir los ruidos y refrigerar.

Todos los motores necesitan una presión de trabajo y una lubricación constante, aunque siempre dependerá del tipo de motor.

Las bombas de aceite están formadas por cuatro elementos que son el cuerpo principal, la tapa o aspirador, dos engranes o con ensamble de rotor y estator y una válvula.

La función principal de una bomba de aceite es enviar el mismo aceite a una presión determinada dentro del automóvil. Esta empieza a funcionar mediante un engranaje que une a ambos elementos para poder funcionar.

Las partes principales de las bombas de aceite son:

  • Cuerpo principal
  • Placa trasera de la bomba
  • Colador de succión
  • Eje motriz
  • Tubería de presión Retén
  • Válvula de alivio


También existen diferentes tipos de bombas, los cuales son:

  • Bomba de engranajes
  • Bomba de rotos o de lóbulos
  • Bomba de paletas


Si estas interesado en saber más sobre las bombas de aceite, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, somos especialistas en el tema.